Labels

Thursday, October 24, 2019

MÍSTICA CONTEMPORÁNEA: La nueva mística de MAAM y la mística cristiana



Los pasados días jueves 17 y viernes 18 de octubre de 2019
tuvo lugar en la universidad Complutense de Madrid
el 3er congreso internacional
"Dios en la literatura contemporánea - Autores en busca de autor"
En este marco, el jueves se presentó una ponencia titulada:

"La nueva mística de MAAM y la mística cristiana”

cuyo texto reproducimos a continuación.


El PRÍNCIPE del TIEMPO:


La noche estaba negra

de un negro sin estrellas
que embalsamaba al aire.

El príncipe del tiempo
con alas de lagarto superpuestas
volaba y volaba
por un cielo engomado
oscuro
hasta la entraña.









Las palabras fluyen desde un lugar desconocido y el poeta como médium
inspirado y pasivo las recoge y plasma sobre el papel.

Este proceso ha sido descrito por los surrealistas como “escritura automática”.

Es un modo de creación “misterioso” directamente relacionado
con visiones y fenómenos extrasensoriales donde no interviene
ni la voluntad,
ni el razonamiento
ni el pensamiento.

Estos elementos definitorios del proceso de creación primigenio
nos autorizan para hablar de una suerte de mística
ya que está identificado y encaminado hacia una fusión
completa y armoniosa
con el verbo
la fuente del misterio de la vida
y el origen de todo lo que existe.

De esta fusión nace el Sueño del poeta.

Así es como se nos presenta la mística de Mª Ángeles Argote Molina (MAAM)

PALABRAS


Palabras
entre el papel y el tiempo: palabras.


Soledad que busca el rio
para ahogar las meticulosas sombras 

que la rozan.

La luna
reflejada en las ventanas altas
llora.

Silencios de nieve atrapados por el tiempo
marcan redondos el pasar de los días.

La luna crece
remonta las fachadas
aparece perpetua
entre las grietas del espacio.


Un beso enmohecido
canta canciones
de amores imposibles.


Laberintos que emergen
y anulan los suspiros
con su polvo de hastío
anulan los vientos
a los soles anulan
en un panel de invierno
entre inventos geométricos y rácanos

anulan
el espíritu abierto
que nos marca y fecunda.

Y nos hacemos viejos
sin beberle a la vida
su corazón de almendra.

En lo profundo late el eco de la tierra.
En lo profundo sueña el niño con su barco

atravesando mares.

Soledad almacenada en superficies romas.
El día nace muerto
nacen muertas las horas
el olor a la muerte nos acurruca
llora sus ansias de estar vivo.

Soledad que se desploma
herida como un pichón
sobre la acera gris
y mohosa
y gris.

Palabras
entre el papel y el tiempo: palabras.




DEFINICIONES BÁSICAS

PALABRA nº1: MISTICISMO

Resulta de un estado mental en el que todo el espíritu del ser humano está dedicado a percibir lo inefable: todo lo que no tiene forma ni aspectos ni se puede retratar ni se puede decir pero que existe porque ¡emociona!

Todo aquel que ha conocido este momento en el que su mente y su ser por entero experimentan una emoción conmovedora sin que está se deba a algo provisto de forma u aspecto material directamente asible, enunciable o reconocible, sabe que existe “algo” con lo que se puede llegar a comunicar y sentir emociones muy intensas tanto espirituales como físicas. Y este “algo” es lo que se ha identificado en el curso de la historia humana con la divinidad.

Puede ser "el Príncipe del Tiempo", "Dios", “El Señor”, "Su Majestad", "Jesús" o sencillamente: "lo que no tiene nombre"


PALABRA nº2: MÍSTICO

Es un ser humano cuyo espíritu está fascinado por esta habilidad de nuestra mente para establecer una comunicación intensa con ese algo “que no tiene nombre” que parece esconderse detrás de las cosas y que no es otro que el origen de todas las cosas.

Al místico le fascina el misterio de la vida y dedica por completo la suya a cultivar esta relación, a ensancharla, a enriquecerla, tratando de trasladar al mundo que le rodea, en sus actos y palabras, las profundas enseñanzas y revelaciones que de estas relaciones nacen.

Teresa de Ávila y Juan de Yepes han trasmitido sus enseñanzas y han tratado de hacerse entender en un entorno regido por rígidos esquemas mentales, morales intelectuales, espirituales y religiosos.

Como MAAM usaron el idioma castellano y el Arte de la poesía para cumplir con este cometido, en la muy cristiana y muy católica España del siglo XVI.


PALABRA nº3: MÍSTICA

No es –aunque en determinados casos pueda serlo- la versión femenina del anterior.

Se suele entender por esta palabra el corpus del legado del místico, el particular relato de su experiencia, de su vida, de sus palabras y de sus hechos. Con preferencia escritos de su puño y letra, hechos de su carne, huesos y sudor.

En ella cabe destacar siempre los procedimientos empleados para conseguir esta perfecta unión con “lo que no tiene nombre” y los medios desplegados para legar a la humanidad las enseñanzas frutos de esta conexión es decir: la obra.
Por razones de tiempo nos limitaremos hoy a tratar estos 2 aspectos fundamentales del misticismo:


1/ LA UNIÓN CON “lo que no tiene nombre”
 

Hay en MAAM, TERESA y JUAN una palabra esencial: SOLEDAD

"Y yo soy la Soledad Primera
fuerza bella e inevitable
que acompaña
a todo momento de creación.
Sin mí
sin mi quietud y mi calma
no es posible
el gran acontecimiento
de las transformaciones incesantes."

Soledad, quietud y calma.

En ese estado el alma encuentra la situación física y emocional necesaria para establecer contacto con la divinidad. 

Está solo se da en determinados lugares: sea entre huertos o santuarios naturales LA NATURALEZA es el lugar por excelencia.
Porque es manifestación de todo lo que existe y del fenómeno de las transformaciones incesantes.
Es la escuela de todos los artistas y el lugar predilecto del místico en todos los pueblos culturas y épocas.
TODO se aprende contemplando a la naturaleza y se abre la puerta que separa al hombre del principio creador del universo.
Teresa y Juan usaron también templos y construcciones refugios de la espiritualidad levantados a lo largo de los siglos.
Allí la contemplación deviene "oración mental" mediatizada por obras de Arte erigidas en símbolos propios de la religión reinante en aquel tiempo y lugar.
MAAM usó la naturaleza de su santuario y la privilegiada ubicación de su estudio albaicinero.

Sus vidas como toda vida humana son manifestaciones de un Sueño.
 

SUEÑO

“Sueño
Sueño que no despierta
y se hace nube.

Sueño que nos ahoga.

El cielo estaba gris.
El mar lejano y bello.
La tierra poseída por
Gigantes oscuros
y mi alma perdida
tanteando el terreno
para poder asirse
al paso de los días.”


La contemplación permite que se produzca la unión con la divinidad.
Desde esta unión el místico puede acceder a un nuevo estado en el que se adormecen o desvanecen por completo “las tres potencias naturales de las criaturas: voluntad, memoria y entendimiento”.

Es el “arrobamiento” que describe Teresa:
“Arrobamiento u elevamiento u vuelo que llaman de espíritu u arrebatamiento, que todo es uno. Digo que estos diferentes nombres todo es una cosa y también se llama éstasi.”

En este estado todo cobra sentido incluso el “entendimiento que no entiende lo que entiende”. Es cuando MAAM encuentra a Armonía “mensajera primera de los cielos de luz” que se manifiesta en la totalidad del universo.

Aparece la transcendencia de todas las cosas que MAAM describe como “transformaciones incesantes”, junto a la vanidad del mundo de los hombres.

Teresa escribe:
“Fatigase (el alma) del tiempo en que miró puntos de honra y en el engaño que traía de creer que era honra lo que el mundo llama honra; ve que es grandísima mentira y que todos andamos en ella.”

Y Juan insiste:
“Todo el ser de las criaturas comparado con el infinito de Dios nada es; y por tanto el alma que en él pone su afición, delante de Dios también es nada y menos que nada…”

En esto reside una primera enseñanza de toda experiencia mística:“el mundo de los hombres, en el que andamos todos, es puro engaño”

Es una verdad fuente de dolor, lágrimas y sufrimientos.

Pero existe otra enseñanza: “la divinidad, que lo abarca todo, es puro Amor”.
 

MAAM escribe:
“Amor, amor que propagado por todo el universo ahora prendes la esencia de la Pureza altiva y el aguerrido Tiempo.”


Ese Amor Divino, que todos los místicos celebran, es él que los empuja a compartir sus experiencias.
No pueden dejar de AMAR a esas criaturas engañadas, de las que han tenido que apartarse para refugiarse en la Soledad.

Y ansían desengañarlas con las verdades que emanan de "lo que no tiene nombre".


2 / EL CORPUS DE LA MÍSTICA (LA OBRA)

Si los procedimientos para conectar con la divinidad son muy similares para todo místico el modo de compartir las experiencias vividas, LA OBRA es totalmente singular, irrepetible, porque depende de las circunstancias de su vida.

Teresa y Juan no tienen otra alternativa que ajustarse al marco espiritual de la iglesia católica del siglo XVI, atenazado por la Inquisición.

De allí el empeño obsesivo de Teresa en conseguir el respaldo de sus confesores y letrados eminentes de la época.


En cuanto a Juan no lo pudo decir más claro:
“… no es mi intención apartarme del sano sentido y doctrina de la santa Madre Iglesia Católica porque en tal caso totalmente me sujeto y resigno a su mandato…”

MAAM, aunque educada en la también muy católica España franquista, vivió circunstancias bien diferentes. Es hija de un siglo XX donde culmina un profundo proceso de rechazo a toda espiritualidad ligada a la religión.

Sus planteamientos son ajenos a cualquier tradición religiosa. Por eso podemos hablar en su caso de nueva mística. Su mística arranca exclusivamente de una realidad: LAS PALABRAS y de un sueño: LA POESÍA

Sus versos nacen de visiones en estado de trance, sin intervención ni de la voluntad ni del razonamiento ni del pensamiento. En eso guarda afinidad con los surrealistas.

No establece comunicación con una presencia sola, ni con 3 que sean 1, sino con multitud de ellas.

Siendo el verbo lo primero se impone una pregunta:  

¿De dónde vienen las palabras?

MAAM, en su obra “El llanto de la Amarga…”, halla a 2 personajes lumínicos:

PRIMPANA la princesa de las palabras nacientes:

“La hermosa Primpana 
portadora en las ondas
del cristalino viento
de las palabras nacientes
                                           con corazón de rubí”

y ZORA ninfa en cuyos bosques descansan las palabras. Primpana y Azur (príncipe de las etéreas melodías) son padres del Nuevo Arte, que lidera "el salto evolutivo de las Zonas Planetarias". 


La Armonía y la Pureza presencian en el planeta cristálico la llegada de las palabras:

"Son las palabras.

Dijo la Pureza

Vienen a buscar su corazón.
Porque las palabras
tienen un corazón
de quita y pon.
Así pueden dormir
por tiempo indefinido
en los bosques de Zora
su ninfa preferida.

Después cuando ya quieren
de nuevo despertar
vienen en sus sillitas dormidas 

y
risueñas vienen
hasta la cálida entraña
de mi profunda bodega
donde sus corazones
también duermen
y en su sueño
se transforman
y enriquecen."

Entonces las palabras son recogidas por el poeta para alimentar una y otra vez su lírica. Y es así como su Sueño deviene OBRA: obra hecha de palabras y voz.




Has llegado hasta aquí…

Atravesaste los densos

barrancales de la niebla

el proscrito silencio

de los campos capados.

Has rodado en espuma
como canto celeste
y has ocultado regio
la luna con tu manto

Mas atrás te dejaste la sal

Ese salino humor que me enamora
Ese vaivén sostenido
por fugaces Nereidas
Ese embeleso múltiple
de rocas tamizadas
por la lengua del agua


Me han robado la calma








!Ay corazón partido
entre el monte coraza
de los sueños nacientes
y el océano batiente
con su rumor continuo!

¡Quien pudiera ser ninfa
compañera de Artemis!
Descender por las aguas
purísimas del monte
cantarina y risueña
como recién nacida.

Y llegar hasta ti horizonte salado
Y llegar hasta ti…
Oh lírico contraste de liquido metal
Y componer contigo la sinfonía
El cántico de las 100.000 especies
Como una especie mas
Ya perlada mi piel…
El cabello oceánico.






Me habéis cortado el paso
Inmensas barricadas
En las vegas pobladas

por electróides seres
detuvisteis mi risa
en herméticas cubas

¡Ah mi Pureza solo un recuerdo lejano!

Sobre mí la inmundicia

La vorágine plástica
Y no quiero llegar hasta ti de esta suerte
Con punzones de muerte
en mis ondas oscuras

Y lloro
Y lloro el sueño novel
Que no cundió en la Aurora
Y lloro el desacato
De carne corrompida…

 

Y lloro y lloro inmenso
Un llanto que fustiga
Las paredes del Alma…
Esencia pura llegas
Evaporados mares
curadme del tormento
De no ser quien yo soy


Lavadme las heridas
Lloved lloved sobre mi vida
Inundad los rincones
Donde vence el olvido
Quiero ser de nuevo mensajera
Del genuino beso
Uno… a una
El viento… cada ola





www.vimaambi.com